• Imprimir

Plan territorial del ámbito metropolitano de Barcelona: naturaleza, génesis y contenido. B#02|26/11/2010

            Red vial  Red ferroviaria  Red aeroportuaria  Red portuaria Centros logísticos Gestión y planificación del agua  Calidad del aire y salud  Producción y consumo sostenible  Educación para la sostenibilidad  Meteorología  Prevención y minimización de residuos  Conservación y uso sostenible del suelo  Planificación de la biodiversidad  Cambio climático y energía

Observación territorial  Prevención  Técnicas de diseño, construcción y mantenimiento de infraestructuras  Nuevas tecnologías y nuevos servicios de soporte  Aspectos jurídicos  Transferencia

PTMB

El 20 de abril de 2010 el Gobierno de la Generalitat de Catalunya aprobó el Plan metropolitano de Barcelona (PTMB) mediante un acuerdo publicado en el DOGC el 12 de mayo. El PTMB es un instrumento de planeamiento que tiene como objetivo facilitar la ordenación del territorio integrado por siete comarcas (el Alt Penedès, el Baix Llobregat, el Barcelonès, el Garraf, el Maresme, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental), con una superficie de 3.236 km2 y 164 municipios. Así pues, se trata de un marco de referencia imprescindible para el planeamiento urbanístico, el desarrollo de las infraestructuras y la planificación sectorial en el ámbito donde se concentra la gran parte de la población y la actividad del país.

Jurídicamente, el PTMB es uno de los siete planes territoriales parciales que establece la legislación catalana: la Ley de política territorial, aprobada por el Parlament de Catalunya en 1983, preveía la necesidad de un plan territorial general para el conjunto de Cataluña y de una serie de planes territoriales para cada una de las regiones. Desdichadamente, hicieron falta doce años para tener aprobado el Plan territorial general, que aun así nació prácticamente desprovisto de contenido normativo. En este escenario, en enero del 2004 se creó el Programa de Planeamiento Territorial, adscrito a la Secretaría para la Planificación Territorial, y el año 2005 se publicaron los criterios que regirían el desarrollo. El calendario que siguió la aprobación de los planes es el siguiente:

  • Alto Pirineo y Arán, julio de 2006
  • Tierras de Lérida, julio de 2007
  • Cataluña Central, septiembre de 2008
  • Campo de Tarragona, enero de 2010
  • Metropolitano de Barcelona, abril de 2010
  • Tierras del Ebro, agosto 2010
  • Comarcas Gerundenses, octubre 2010

 

Especificidad del PTMB

El PTMB se refiere a un territorio que, a pesar de representar sólo el 10% del área de Cataluña, contiene casi el 70% de la población (4,8 millones de habitantes) y genera una proporción equivalente del producto interior bruto. Este espacio ha estado, además, receptor de dinámicas aceleradas de cambio que, aunque han comportado mejoras en el acceso a los servicios, también han originado dispersión de la urbanización por el territorio y dificultades en la movilidad.

Por otra parte, es un territorio de acusada complejidad administrativa, con un conjunto de gobiernos locales de alta representatividad, con gran capacidad técnica y potencial de actuación, que disfrutan de una larga tradición de cooperación y asociación. Para el conjunto de la región metropolitana hay que señalar, además, la Diputación de Barcelona, la Corporación Metropolitana de Barcelona, la Mancomunidad de Municipios del Área Metropolitana de Barcelona y la Asociación de Ciudades del Arco Metropolitano, el ente más reciente.

Proceso de elaboración

Dado que muchos intentos de planeamiento conjunto no se han podido aprobar, o han tenido una efectividad muy escasa –excepto el Plan general metropolitano de Barcelona, aprobado el año 1976–, el Gobierno consideró que esta historia de frustraciones sólo se podría romper si se elaboraba el Plan en estrecha colaboración con los ayuntamientos y otros entes locales. Así pues, y por dar respuesta al que prevé la Ley 7/1987, de 4 de abril, por la cual se establecen y regulan actuaciones públicas especiales a la conurbación de Barcelona y en las comarcas comprendidas en la zona de influencia directa, se constituyó la Comisión de Ordenación Territorial Metropolitana, formada por veintidós miembros que representan, paritariamente, el Gobierno y la Administración local, y se invitó la Mancomunidad de Municipios del Área Metropolitana, la Diputación de Barcelona y la Administración General del Estado. Para formular el Plan, la Comisión nombró una ponencia técnica, también paritaria, con los mismos agentes, que ha tenido el apoyo del Instituto de Estudios Territoriales en la confección del material del proyecto, y el de la agencia Barcelona Regional y la Diputación para el informe de sostenibilidad y la memoria ambiental. La misma normativa del Plan prevé que la Comisión de Ordenación Territorial Metropolitana se mantenga para evaluar el desarrollo del PTMB.

Contenido

Aunque tiene en cuenta propuestas estratégicas y escenarios económicos, el PTMB no es un plan estratégico ni un programa de actuación económica o financiera: es de carácter fundamentalmente físico, y como tal ordena el territorio para aprovechar las oportunidades y abordar los riesgos que se deriven del proceso de metropolitanització. Quiere hacerlo impulsando un modelo de urbanización con asentamientos que sean físicamente compactos y funcionalmente complejos, y que faciliten la cohesión social. Por eso, el PTMB contiene normas de aplicación directa y directrices vinculantes para el planeamiento urbanístico municipal y para la planificación sectorial. Abarca tres aspectos: espacios abiertos, sistema urbano e infraestructuras de movilidad.

En relación con el espacios abiertos el PTMB parte de la noción de que son una parte estructurante fundamental del territorio metropolitano. Hasta ahora los problemas más relevantes que sufren son la ausencia de conexión entre los espacios protegidos y la falta de protección de muchos espacios estratégicos situados en las planas, que podrían quedar engullidos por el proceso de urbanización. El PTMB establece una matriz de espacios abiertos interconectados con los objetivos siguientes:

  • Garantizar la diversidad del territorio.
  • Preservar la matriz biofísica.
  • Proteger los espacios naturales, agrarios y no urbanizables, planificando proactivamente y asignándolos valor.
  • Moderar el consumo de suelo.
  • Preservar el paisaje como valor social y como activo económico: en un paisaje con tanta presión antrópica como el de Cataluña, serán primordiales la consideración de la agricultura y de las prácticas ganaderas y forestales tradicionales como factores conformadors de paisaje, y la reordenación, en la medida del posible, de las formas de ganadería y agricultura intensivas que constituyen, hoy, una importante amenaza para la calidad del paisaje rural.

Sistema urbano

Así, la delimitación de espacios abiertos al ámbito metropolitano pretende que una serie de espacios con un cierto grado de protección jurídica, no siempre continuos, pasen a estar integrados y permitan el desplazamiento de las especies, el mantenimiento de la biodiversidad y la preservación de los valores paisajísticos. Quiere, también, impedir la expansión incontrolada de las áreas urbanizadas.

Con respecto al sistema urbano el PTMB apuesta por configurar una región metropolitana polinodal articulada sobre el sistema de ciudades, rechazando tanto la centralización excesiva como la dispersión uniforme. Los objetivos que propone el Plan son los siguientes:

  • Favorecer la cohesión social del territorio y evitar la segregación de las áreas urbanas.
  • Facilitar una política de vivienda eficaz.
  • Propiciar la convivencia de actividades y de vivienda, y racionalizar los espacios para la actividad económica.
  • Promover el carácter compacto y continuo de los crecimientos.
  • Reforzar la estructura nodal del territorio a través de la orientación del crecimiento urbano.
Mapa del sistema de espacios abiertos del Plan territorial del ámbito metropolitano de Barcelona

Estrategias

Para alcanzarlos propone estrategias de transformación y mejora del área urbana central (Barcelona y su entorno), y la potenciación de una serie de centros vertebradores (Granollers, Martorell, Vilanova i la Geltrú, Vilafranca del Penedès y Sant Celoni) que complementen las polaridades actuales (Sabadell, Terrassa y Mataró, por ejemplo). El sistema resultante constará de tres categorías de asentamientos básicas: el área metropolitana central, las ciudades del arco metropolitano y las áreas y los núcleos especializados, de los cuales remarcamos:

  • Áreas especializadas residenciales a reestructurar: se trata de áreas exclusivamente residenciales, diferenciadas de los núcleos urbanos tradicionales, que forman continuos de empleo urbano de gran dimensión y baja densidad.
  • Áreas especializadas industriales a transformar: son zonas industriales en suelo urbano, con dificultades para el transporte de mercancías y en el uso de la red principal existente.
  • Áreas especializadas industriales a consolidar y equipar: el Plan prevé la permanencia de las áreas en buenas condiciones, y la mejora de su eficiencia con infraestructuras de servicios y equipamientos.

Mapa del sistema urbano del Plan territorial del ámbito metropolitano de Barcelona

Mapa del sistema urbano del Plan territorial del ámbito metropolitano de Barcelona

Objetivos

En cuanto a las infraestructuras de movilidad las actuaciones previstas responden a cuatro objetivos:

  • Hacer de la movilidad un derecho y no una obligación: a escala territorial, la distribución de las actividades y las viviendas tiene que tender al máximo equilibrio posible entre los causantes de viajes y la población residente, para facilitar la autocontención de las áreas urbanas y la disminución de las distancias de los desplazamientos.
  • Facilitar el transporte público mediante políticas urbanísticas que favorezcan la polarización y la compacidad de los sistemas de asentamientos.
  • Atender especialmente la vialidad que estructura los desarrollos urbanos.
  • Integrar Cataluña en el sistema de redes urbanas y de transporte europeas. Con respecto al transporte de mercancías, el planeamiento tiene que prever el cambio, deseable, en el modelo ferroviario. En todo caso, en el criterio de trazado de nuevas vías por donde circulará tráfico pesado habrá que acordar la protección de los paisajes y ambientes de más interés con la minimización del tiempo de desplazamiento.

 

Con estos objetivos, el PTMB propugna una mejora y una extensión muy notable del transporte colectivo y, en particular, del ferroviario, para que la red sea menos radial y más eficiente e interconectada.

Mapa del sistema de infraestrucutres de movilidad del Plan territorial del ámbito metropolitano de Barcelona

Mapa del sistema de infraestrucutres de movilidad del Plan territorial del ámbito metropolitano de Barcelona

Autores

Redactado por: Marga Torre

Para saber más: Juli Esteban

Fecha de actualización:  10.11.2010