• Imprimir

Projecte Designing of Safer Urban Spaces (DESURBE). B#02|26/11/2010

            Red vial  Red ferroviaria  Red aeroportuaria  Red portuaria Centros logísticos Gestión y planificación del agua  Calidad del aire y salud  Producción y consumo sostenible  Educación para la sostenibilidad  Meteorología  Prevención y minimización de residuos  Conservación y uso sostenible del suelo  Planificación de la biodiversidad  Cambio climático y energía

Observación territorial  Prevención  Técnicas de diseño, construcción y mantenimiento de infraestructuras  Nuevas tecnologías y nuevos servicios de soporte  Aspectos jurídicos  Transferencia

El proyecto

El Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE) es una de las nueve instituciones que llevarán a cabo el Proyecto DESURBS, de seguridad en espacios urbanos, integrado en el 7º Programa Marco de la Comisión Europea. En el Proyecto, que aspira a mejorar la preparación y la respuesta de las áreas urbanas ante amenazas e incidentes de diversa naturaleza y alcance, participan, además del CIMNE:

  • Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), como miembro de apoyo y persona usuaria final potencial de los resultados que se alcancen;
  • Research Management AS (RESMAN), de Noruega;
  • IT INNOVATION de la Universidad de Southampton, y las universidades de Loughborough y de Birmingham, en Inglaterra, Reino Unido;
  • Universidad Hebrea de Jerusalén (HUJI) y Bezalel Academy of Arts and Design de Jerusalén, de Israel;
  • Universidad Técnica de Creta (TUC), de Grecia.

 

A lo largo del tiempo, las áreas urbanas, incluidas las obras de ingeniería y los servicios de suministro, se han diseñado, construido y mantenido de manera industrial, sin tener en cuenta la reacción a eventuales ataques o amenazas. Tradicionalmente, los planes de preparación y de respuesta ante estos accidentes se elaboran sobre la base de un escenario fijo en el cual pueden ternir lugar –el espacio urbano–, mientras que la organización y la gestión son variables. Al modificar los espacios urbanos surge la oportunidad de reforzar la seguridad, según sean la experiencia y el conocimiento locales. A pesar de eso, haría falta un tratamiento unificado y comprensible de la seguridad en los espacios urbanos que pudiera proporcionar una base de conocimientos común e internacional que aumentara a medida que aparecieran nuevos incidentes. En este contexto, el objetivo principal de DESURBS es construir un portal de asistencia al análisis y la resolución para la toma de decisiones referidos a los problemas mencionados. El portal estará integrado por:

  • Una base de datos de acontecimientos relacionados con la seguridad de los espacios urbanos, en continua evolución;
  • Un entorno de planeamiento de tareas con integración de la seguridad y de la capacidad de respuesta (ISR, integrated security and resilience) que ayude a los responsables en el proceso de toma de decisiones;
  • Un conjunto exhaustivo de modelos de apoyo y de herramientas de diseño de áreas urbanas, nuevas o renovadas.

 

El Proyecto llevará a cabo y evaluará una serie de casos de estudio en Jerusalén, Barcelona y Nottingham, uno de los resultados de los cuales será, el desarrollo de políticas alternativas mediante soluciones arquitectónicas e industriales que, con las guías correspondientes, puedan ser aplicadas en los ámbitos municipal y estatal. DESURBS pretende demostrar, así, que sus diseños son menos propensos a los accidentes, y que quedan menos afectados. La evaluación comparativa de la efectividad de los cambios, pasados o futuros, al espacio urbano, se hará mediante una escalera objetiva de graduación de la seguridad de las diferentes aproximaciones posibles al diseño de este espacio.

El Proyecto consta de varias partes:

  • Una base de datos, conjunto de evidencias empíricas relativas al diseño y a la gestión de diferentes tipos de espacios urbanos que han sufrido algún incidente o cuasiincidente de seguridad, en contextos culturales diversos (los cuasiincidentes son útiles ya que tienen características que han permitido eludir escenarios de desastre). La base de datos tiene que contener un mínimo de cien incidentes o cuasiincidentes y tiene que detallar el planeamiento, el diseño y la construcción de los diversos ámbitos. Partiendo de esta información se pueden extraer algoritmos y establecer reglas para la toma de decisiones en situaciones de riesgo. En la base de datos residirán también las especificaciones de materiales o de cambios que suponen nuevos retos en seguridad, para aprender de diseños débiles o empobrecidos y evaluar nuevas soluciones. Se codificarán, además, los materiales y sus combinaciones en la fabricación de estructuras, para estudiar cómo responde cada uno a las cargas en las diferentes situaciones.
  • El entorno de ISR, que tendrá como punto de partida los protocolos adoptados por las autoridades británicas ante los riesgos de todo tipo (industriales, en el transporte, inundaciones, terrorismo, fenómenos meteorológicos severos, etc.). También se creará un marco de análisis e interacción con el ISR a fin de que los responsables de prevención y solución de emergencias de los diversos nos puedan aportar la identificación de los puntos débiles en los espacios urbanos y describir la metodología y los procesos relativos a la respuesta ante accidentes y la manera de aplicarlos según las condiciones del entorno. El desarrollo del ISR se liderará desde Nottingham, dado que las universidades de Loughborough y de Birmingham ya han llevado a término casos prácticos. En esta parte del Proyecto se incorporará, además, información de áreas urbanas de Israel, especialmente de Jerusalén y Haifa, aprovechando estudios prospectivos del Ministerio de Transportes.
  • Las herramientas de apoyo al marco de trabajo de ISR, como: 
    • Representación de los datos geográficos y visualización de ISR, a partir de un desarrollo sobre la herramienta OpenGisUrb del CIMNE, capaz de interactuar con un rango ilimitado de datos (entre las cuales, puntos débiles en las ciudades o características de los materiales), y dotada de códigos de simulación (simulaciones urbanas y modelos de localización óptima). En este punto, el reto más importante que se prefigura es la integración completa de los datos referentes en la seguridad de los espacios urbanos con las herramientas propias de un sistema de información geográfica (GIS). También habrá que incorporar la posibilidad de obtener información y medidas en tiempo real, cosa que implica la carga masiva de datos espaciales y terrestres en intervalos breves de tiempo. Se tendrá que encontrar un entorno estandarizado que organice la información según parámetros espaciotemporales. Otro punto crítico para el éxito del Proyecto consiste en encontrar el compromiso entre la protección de los derechos individuales y el control de las personas: hace falta que las medidas de seguridad que se implanten no sean invasivas. Además, será necesario que el Proyecto sepa incorporar al análisis variables como las diferencias culturales, que pueden originar respuestas diversas a una situación determinada, o como la capacidad de recuperación después de una incidencia.
    • Métodos de evaluación cuantitativa, para determinar en cuál mide las nuevas herramientas pueden mejorar la capacidad de reacción del espacio urbano y de las infraestructuras auxiliares ante incidentes. La estimación de la probabilidad de que se produzca un incidente tipo j en un espacio de tipo kés una función de la vulnerabilidad del espacio, de los atributos exógenos del área y de una componente espacial adicional que analiza la probabilidad de que la verificación de un incidente en un lugar determinado atraiga posteriores. Para interactuar con una base de datos jerárquica que refleje la complejidad de los materiales y las situaciones, hacen falta algoritmos de lógica difusa que eviten tener que introducir valores a priori para algunos de los coeficientes, que son tan variables que resultan de una estimación a posteriori de las soluciones adoptadas
  • Nuevas utilidades de microsimulación de los posibles acontecimientos identificarán áreas urbanas vulnerables y su capacidad de recuperación, con estimación de los tiempos en diferentes escaleras espaciales, con una resolución muy elevada (con celdas de hasta sólo 250 m2 ).
  1. Para elaborar el perfil de vulnerabilidad se definen atributos de localización (costa, interior, etc.), de usos del terreno (y los cambios eventuales), demográficos (densidad de población, por ejemplo), étnicos y socioeconómicos (precios del suelo, densidad de trabajo) de la población local. A partir de estos datos, el perfil de vulnerabilidad se definirá con tres conjuntos de entradas:

    Esta clasificación cruzada ilustra la experiencia de variaciones a gran escala en el potencial de vulnerabilidad de los diferentes espacios urbanos que pueden coexistir en un área relativamente pequeña. La clasificación tiene que aceptar tanto un incidente de seguridad en una estación terminal de transporte –que puede causar grandes costes personales y pequeños costes en términos de oportunidades de negocio, además de provocar impactos a largo plazo por miedo de utilizar el modo de transporte–, como un ataque a una tienda –que puede ocasionar un gran coste en pérdidas de vidas y pequeños costes indirectos en términos de recuperación de la actividad y de las ventas perdidas en una localización próxima.

    Los perfiles confeccionados y los resultados de las simulaciones que se lleven a cabo se podrán ver en mapas 3D. El entorno GIS permitirá además gestionar situaciones derivadas, como por ejemplo el potencial de evacuación de las diferentes rutas posibles.

    Tipo de incidente de seguridad: riesgos naturales, accidentes (industriales, sociales, etc.), o ataques con explosivos de cualquier tipo, entre otros.

    Impactos potenciales para amar (alteraciones económicas, por ejemplo), y tiempo de recuperación;

  2. Tipo de espacio urbano, como por ejemplo lugares simbólicos o típicos; lugares importantes de los transportes, como aeropuertos; lugares que atraen gran cantidad de personas, como centros comerciales;

 

  • Tecnología de seguimiento: el equipo de la Universidad Hebrea de Jerusalén liderará el seguimiento de los resultados del portal y monitorará la vulnerabilidad y la capacidad de recuperación de lugares sometidos a situaciones de terror.

 

Autores

Redactado por: Marga Torre y Pere-Andreu Ubach

Para saber más: Pere-Andreu Ubach

Ejes I+D+i del Departamento

Fecha de actualización:  19.11.2010