La apertura de datos públicos (open data) es una filosofía y una práctica que requiere que ciertos datos sean de libre acceso para todo el mundo, sin limitaciones técnicas o legales.
En el sector público, tener acceso a los datos de la administración garantiza la transparencia, la eficiencia y la igualdad de oportunidades a la hora de crear valor. La transparencia porque se pueden consultar y tratar datos que provienen directamente de las fuentes oficiales, la eficiencia porque ciudadanos y organizaciones pueden crear servicios de forma más ajustada en colaboración con la administración; y la igualdad de oportunidades porque el acceso es el mismo para todo el mundo.

Fecha de actualización:  13.02.2013